Comidas por Sonrisas

¿Por qué apoyar?

Venezuela es un país con índices de pobreza elevados, producto de las distintas situaciones sociopolíticas y económicas que atraviesa la nación. Es debido a esto que aún se viven secuelas de este hecho y observamos índices de deterioro nutricional en comunidades de nuestro municipio.

Nuestro país carece de lo más esencial, donde la mayor parte de la población no tiene acceso a una vivienda digna, de empleo fijo y salarios que se ajusten al costo de la vida, un venezolano gana en promedio entre 30 a 50 dólares mensuales, mientras que el costo de la canasta alimentaria se establece en 365 dólares según datos ofrecidos por el observatorio venezolano de finanzas. Esto trae consigo consecuencias graves en áreas de salud, educación, alimentación, vivienda y servicios.

El proyecto

El comedor infantil “comidas por sonrisas”, funge actualmente como un apoyo nutricional que mediante las visitas a distintas comunidades, brinda un apoyo alimenticio a niños que motivado a los recursos económicos de la familia no pueden hacer una correcta ingesta de alimentos y por ende su condición nutricional no es la más adecuada.

 

Estas familias subsisten con sueldos bajos en donde (en la mayoría de casos), son obreros y comerciantes informales que intentan sobrevivir, contando además con bonos de financiamiento gubernamental que no cubren el costo de la canasta alimentaria , por lo que no cuentan con ingresos mayores y se ven cada día más apaleados por la degradante pobreza en la que viven.

 

Es por esto que nuestra fundación busca apoyar a estos niños, permitiéndonos alivianar la carga familiar sacando adelante a sus hijos y mejorando su calidad de vida como futuro del país. 

Para intentar ofrecer una opción e intentar ayudarles a superar la difícil situación en la que viven, ha surgido la inquietud de poner en funcionamiento este proyecto, con el que se intentará mejorar la calidad alimenticia de los niños de estas comunidades, siendo uno de los mayores problemas de Venezuela la alimentación, especialmente la infantil. Niños malnutridos o desnutridos no pueden garantizar ningún signo de esperanza.

Charallave esta dividido en 15 ejes, con más de 100 comunidades, por lo cual quisiéramos abrir un comedor por eje para así poder brindar una buena alimentación a los niños de toda la población que este en desnutrición y así facilitar el futuro de su educación.

Ámbito de actuación

El municipio Cristobal Rojas se localiza en el estado Miranda, contando con área territorial de 58,39km cuadrados, y una población de más de 117.000 habitantes.

Los principales centros poblados del municipio están ubicados en la parroquia Charallave, cercanos al casco central de la población, en áreas planas y montañosas de la región, así mismo cuenta con la parroquia Las Brisas la cual ocupa un área de montaña alejadas de la zona central del municipio, expuesta a deslaves, fallas o inexistencia de servicios públicos, así como áreas comerciales.

Charallave fue conocida como el área industrial del estado Miranda, encargada de producir materia prima para la elaboración de alimentos y diversidad de productos, pero motivado a la situación general muchas de estas fabricas e industrias fueron cerrando sus puertas.

Sin embargo, su ubicación geográfica le permite subsistir como una ciudad de mediano crecimiento, siendo a su vez la ciudad dormitorio de una alta población de ciudadanos que hacen vida laboral en la región capital.

La situación general del país a desencadenado una ola de migración a países vecinos como Colombia, en donde en la mayoría de casos han sido jovenes quienes se han ido a buscar una mejor calidad de vida para ellos y su familia. Charallave no es la excepción y un alto índice de población a abandonado sus vidas en el país para brindarse a ellos y su familia aun residente en el país, una forma de poder subsistir ante tal situación.

Mientras tanto, adultos mayores han tenido que quedarse padeciendo penurias en Venezuela, en donde muchos no cuentan si quiera con un servicio medico de calidad, buena alimentación o acceso a una pensión digna.

Así mismo, existe un sector de mujeres quienes por situaciones culturales se han convertido en madres a temprana edad, impidiéndoles culminar estudios y dedicándose netamente al cuidado de sus hijos, siendo un factor de riesgo ya que las mismas no poseen una educación completa que les permita ostentar un buen empleo y por tanto no poder ofrecer a sus hijos acceso a una buena calidad de vida, siendo además en la mayoría madres solteras o madres de hijos de diversos padres y abandonas por ellos.